Cómo se hace

 

Tratamientos

Una vez preparada la muestra de semen, se concentran los mejores espermatozoides en un volumen muy pequeño de medio de cultivo y se carga con una finísima cánula, para ser depositado en la cavidad uterina. 

Se limpia la vagina con una gasa esteril eliminando el exceso de moco cervical y se introduce la cánula, a través del cérvix, hasta el fondo del útero y una vez dentro se depositan los espermatozoides.

 

El procedimiento de la Inseminación Artificial no es, en absoluto, una técnica dolorosa. La cánula es mucho más fina que el orificio de entrada del útero que además, en ese momento del ciclo, está completamente abierto. La paciente se queda unos minutos de reposo después de la inseminación e inmediatamente puede reanudar su actividad cotidiana.

Loading